Dr. German Conte Lavergne

Otorrinolaringologìa / Otologìa y Neurotologìa

Diferencia entre dolor de garganta, faringitis y amigdalitis

Diferencia entre dolor de garganta, faringitis y amigdalitis

Muchas personas se refieren e identifican indistintamente el dolor de garganta, la faringitis y la amigdalitis como la misma cosa, pero esto en realidad no es así. La diferencia entre la amigdalitis y la faringitis, es una cuestión de zonas, ya que ambas se refieren a la inflamación de alguna parte de las vías respiratorias superiores; de esta manera, la amigdalitis es la inflamación o infección de las amígdalas, mientras que la faringitis es la inflamación de la faringe. Los síntomas de ambas patologías son similares e incluyen dolor e irritación de garganta, inflamación de la zona afectada o dificultad a la hora de tragar.

La diferencia principal estriba en que la faringitis usualmente es de origen viral y la amigdalitis usualmente es de origen bacteriano. Característicamente tendremos solo enrojecimiento de la faringe en las faringitis y pus en las amígdalas en las amigdalitis. Las amigdalitis son mas dolorosas y en algunos pacientes las infecciones pueden ser crónicas y recurrentes. Las faringitis muchas veces se presentan como parte de un cuadro gripal y en este caso el paciente puede presentar otros síntomas aparte del dolor de garganta, como son la congestion nasal y la tos.

Las dos enfermedades no son limitantes entre si, un paciente con faringitis puede extender la infección viral hacia las amígdalas y en este caso tendríamos una faringoamigdalitis. Por otra parte, la infección inicialmente viral en la faringoamigdalitis puede sobreinfectarse por bacterias, con lo que tendríamos una amigdalitis bacteriana durante o posterior a un proceso viral. Los pacientes con amigdalitis crónica muchas veces refieren que cada vez que se resfrían terminan con pus en las amígdalas.

El tratamiento es diferente en ambos casos, la faringitis viral se trata principalmente con medicamentos para el dolor y antinflamatorios; la amigdalitis bacteriana se trata con antibióticos, y en los casos crónicos con cirugía.

Add comment