Epistaxis

Dr. German Conte Lavergne

Epistaxis

La epistaxis es el sangrado por las fosas nasales.

Hay dos tipos de epistaxis, la más frecuente es la epistaxis anterior en el cual el sangrado se debe a ruptura de capilares sanguíneos en la fosa nasal, siendo el sitio más frecuente de ruptura el plexo septal anterior ubicado en el tabique nasal. Esta área es muy sensible a la irritación y a la manipulación, siendo relativamente frecuente la ruptura de estos capilares. Este sangrado anterior usualmente es autolimitado y el volumen de sangrado es entre leve y moderado.

Las causas de un sangrado nasal anterior pueden ser automanipulaci√≥n (frecuente en ni√Īos al√©rgicos que se rascan la nariz y se rompen los capilares), los golpes en la nariz (traumatismo durante actividades deportivas, fracturas nasales), los cambios ambientales bruscos (en los adultos se forman costras de sangre dentro de la nariz al viajar a climas diferentes al que est√°n acostumbrados), y alteraci√≥n de coagulaci√≥n.

El sangrado anterior por ser autolimitado, si no es frecuente, no requiere ning√ļn tratamiento espec√≠fico, se le pude hacer presi√≥n en el √°rea de las alas nasales al paciente por unos minutos y el sangrado debe detenerse. Si el sangrado es recurrente, se debe acudir al especialista, pudiendo requerirse una cauterizaci√≥n de los vasos sangrantes. Si no se visualiza el √°rea de sangrado ser√≠a necesario visualizar la nariz con una endoscopia nasal, ya que en pocos casos el sangrado se podr√≠a asociar a alguna tumoraci√≥n nasal.

El otro tipo de epistaxis es la epistaxis posterior, la cual es menos frecuente y se produce por la ruptura de un vaso sanguíneo de mediano calibre en la parte posterior de la fosa nasal, por tumoraciones en la nariz benignas o malignas, o por alteración de la coagulación. Una causa frecuente de la ruptura de los vasos sanguíneos intranasales es la presión alta. A diferencia del sangrado anterior, el paciente sentirá la sangre bajar primero por la boca antes de sangrar por la nariz. Este sangrado usualmente es abundante y el paciente debe ser tratado con celeridad. A fin de controlarlo se requerirá un taponamiento nasal si no se logra determinar el área de sangrado debido al volumen del sangrado, se puede también llevar directamente al paciente al salón de operaciones para control directo del vaso sangrante.

Todo paciente con epistaxis recurrente debe ser evaluado a fin de conocer la causa y poderle dar el tratamiento adecuado.

Los pacientes con sangrado posterior son una urgencia médica y deben ser atendidos prontamente a fin de evitar complicaciones.

Add comment