Dr. German Conte Lavergne

Otorrinolaringologìa / Otologìa y Neurotologìa

Ruptura del tímpano

Ruptura del tímpano

La membrana timpánica es una estructura que separa el oído externo del oído medio, y su función es transmitir el sonido mediante vibración (como si fuera un tambor) hacia la cadena de huesecillos en el oído medio que a su vez lo transmitirán a la cóclea y luego al cerebro.

Una ruptura del tímpano implicaría un orificio en esta membrana, esto alteraría la transmisión de sonido y disminuiría la audición. El grado de disminución de la audición dependerá de la localización y del tamaño de la perforación.

Causas

Las infecciones en el oído pueden causar ruptura del tímpano, lo cual ocurre con mayor frecuencia en los niños. La infección provoca que se acumule pus o líquido detrás del tímpano. A medida que la presión se incrementa, se rompe la membrana para liberar la presión. Este tipo de perforación usualmente es pequeña y en la mayoría de los casos cierra sola en pocos días. Si las infecciones de oído medio son frecuentes y las perforaciones son recurrentes la perforación podría no cerrar sola.

El daño al tímpano también puede ocurrir a raíz de:

Un ruido muy fuerte cerca del oído, como un disparo o una explosión.
Un cambio rápido de la presión en el oído, que puede ocurrir al volar o bucear.
Un objeto extraño en el oído.
La inserción de aplicadores con punta de algodón u objetos pequeños en el oído para “limpiarlo”.

Tratamiento

Dependiendo de la causa y del tamaño de la perforación, esta puede cerrar sola. Inicialmente si la causa es traumática se utilizaran gotas de antibióticos por unos días y se le dará seguimiento al paciente para determinar si la perforación va cerrando o no.

De no cerrar de forma espontanea en un periodo máximo de 3 meses, será necesario cerrarla mediante la colocación de un injerto, operando al paciente.